top of page

Principales patrones en la adopción de OKRs

Actualizado: 28 feb 2023

El impacto antes que el método. Hemos sido formados bajo una necesidad imperante por sentir el control de lo que hacemos o de las decisiones que tomamos. Esto nos ha jugado una mala pasada. Hoy navegamos entre lo incierto, lo inestable, volátil, complejo; pero, sobre todo, inexplorado. La tecnología hoy nos abre las puertas a un universo exponencial de posibilidades y eso nos genera ansiedad, o al menos, eso parece.

Hoy, en un entorno distinto, seguimos pensando en las buenas recetas que antes funcionaban. Es común que los líderes de las empresas se interesen mucho en recetas mágicas que prometen la gloria. Pasó con Scrum, luego el Management 3.0 y ahora son los OKRs. Lo sentimos, pero no son ninguna de ellas, una bala de plata.

Muy a menudo nuestros clientes se sorprenden por vernos más interesados en definir nuestros OKRs del servicio y definir el impacto esperado del mismo antes de poder hablar si quiera de algún ápice del método, las técnicas o las herramientas que desplegaremos en la organización.

Los OKRs no son un método ni su adopción es posible de metodizar. La experiencia y la práctica nos permite reconocer patrones de trabajo, pero es imposible definir de una misma manera los OKRs en equipos similares de organizaciones distintas. Adoptar OKRs en una empresa, dirección, área, equipo es también una tarea titánica. Y es que, no solo implica definir OKRs en los niveles, implica conectar el gobierno, la operación y sobre todo la estructura. Sí, la estructura. No es posible transformar una organización sin un cambio de estructura. Los OKRs tarde o temprano impactarán en la estructura.

Los OKRs direccionan tus acciones. Visibilizan el impacto que tus acciones generarán en la organización. Necesitamos ser más conscientes del valor que generamos, poner en la mesa el valor que buscamos; partir del OKR que compartimos. Los OKRs direccionan tus acciones, recuérdalo. Las prácticas se subordinan al impacto requerido, no al revés.


Principales patrones en la adopción de OKRs


  1. Claridad en el propósito y el impacto esperado. “¿Podría decirme qué camino tomar?” Dijo Alicia. “Eso depende, en buena parte, de a dónde quieras ir”, replicó el gato. “No me importa mucho, con tal de que llegue a alguna parte”, sentenció Alicia. “Entonces, no importa que camino tomes, seguramente lo harás” concluyó el gato. Si no sabes el motivo por el cuál haces las cosas y qué esperas conseguir con ello, llegarás fácilmente. Aplica a la vida, aplica a los OKRs.

  2. Cultura, estructura, gobierno y operación. Definir tus OKRs son la parte más sencilla de la ecuación. El gran reto está en que los utilicen. Necesitamos apalancarnos del entorno y utilizarlo a nuestro favor. Cada paso con OKRs necesita un conocimiento genuino del entorno donde trabajamos y es por eso que necesitamos conocer el sistema para poder mejorarlo, evolucionarlo o cambiarlo.

  3. Capacidad disponible. Trabajar con OKRs toma tiempo y para hacerlo tienes dos opciones: Descuidar tu atención a la operación o contratar más personas. Cualquiera que sea tu camino, es relevante que conozcas la capacidad disponible de tu empresa para poder afrontar este camino. No es una tarea menor, pero es de vital trascendencia para determinar el modelo de implementación que elegirás.

  4. Estrategia de adopción. Si conocemos el norte, podemos trazar la ruta. El contexto y los datos nos dirán donde apuntar. No es posible definir un camino sin antes conocer el sistema. No necesitamos llevar los OKRs a cada equipo de la organización, necesitamos llevarlos a la organización.

  5. Presupuesto requerido. Adoptar OKRs implica la dedicación de personas. A mayor cantidad de personas involucradas, la inversión es mayor. Sí, no es un gasto, definitivamente no. Es una inversión y por tanto es bueno hacer una estimación de lo que incurriría la empresa en sus diversas etapas de adopción. Es bueno tenerlo en el mapa, pues la optimización de los procesos será una búsqueda incesable dentro de todo el proceso. Piensa en costos directos (horas hombre) e indirectos (habilitadores). Revisa el presupuesto y traza en lo que dejarías de invertir por invertir en esto. Prioriza tus oportunidades de inversión y toma decisiones.


Finalmente, recuerda que esto no es un camino lineal. Cada experiencia es un viaje distinto que conlleva retos distintos con particulares riesgos y dependencias. Al adoptar OKRs, tendrás que preocuparte por cosas más importantes que la técnica o las plantillas. Hay un mundo de posibilidades después del diseño de OKRs. Ya se va haciendo hora de que te animes a conocerlo.



 

Revisa todo lo que preparamos para ti: https://www.aquest.com.mx/de-okr-trip-latam-colombia



36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page