top of page

Catarsis sobre adoptar OKRs

“Necesitamos implementar los OKRs en toda la organización. Tenemos unas tres semanas como máximo. Capacitemos a los equipos y que se pongan a trabajar en sus OKRs. Hablen con Julio, del equipo de transformación y pídanle que sus coaches ayude a bajar los OKRs a nivel de personas. Si pueden ser dos semanas, mejor. La competencia ya lo está haciendo y debe traer algo bueno si no, no lo utilizaran. No podemos quedarnos atrás.”

Carlos, CEO empresa bancaria, 22 000 empleados.


Si recibiera un dólar por cada vez que escuche un argumento parecido en los procesos de adopción, seguramente ya me alcanzaría para ir al espacio con el amigo Jeff. El discurso de Carlos en su última reunión de directorio, puso en problemas a varios. Roberto de Finanzas, Julio de Transformación, María de Contrataciones, Rocío de RRHH y Víctor de TI tuvieron que hacer magia para buscar tener OKRs en tres semanas.


Hace dos semanas terminó la última ola de implementación en el banco, veintiséis meses después. Sí, las tres semanas, les quedaron algo cortas. En el camino emprendieron un viaje de transformación que sin querer no planearon, pero que revolucionó completamente la forma en la que veían sus procesos de transformación. Los OKRs se terminaron convirtiendo en la base, la piedra fundamental de su evolución organizacional.

Estos años, al ir trabajando con CEOs y directores en la adopción corporativa de OKRs, me he topado con muchas historias similares a las de Julio. Los OKRs no solo implica definir objetivos y resultados clave, son el camino a un proceso de redefinición absoluta de la organización. Un camino, sin vuelta atrás. Un camino que lleva al negocio a la mesa de conversaciones de los equipos.

Los OKRs no solo implica definir objetivos y resultados clave, son el camino a un proceso de redefinición absoluta de la organización.


Todos hemos tenido un jefe tipo Carlos. Sub-dimensiona el trabajo, en metas temporales imposibles, sumando carga laboral sin indagar en la capacidad disponible, sin planes ni presupuestos disponibles, sin indagar en procesos previos, necesidades o estrategias de choque. Nos hemos topado con líderes que asumen que es suficiente un curso virtual de minutos, unas cuantas plantillas y una orden desde el Olimpo, para que los OKRs aparezcan por arte de magia y que además les funcione.


Lamentablemente, hemos normalizado el pensar que para implementar OKRs en nuestra organización solo hace falta quererlos. No, los OKRs no son para todos, ni son cosechables en tierra infértil. Hay condiciones previas a tomar en cuenta como el nivel de transparencia, confianza, resiliencia y coraje. No es algo que se trabaje de la noche a la mañana y el tiempo que te toque construir esto en tu organización será el tiempo que te toque despegar tus OKRs.


Pero ¿Qué pasa al adoptar OKRs?


Regresemos a Carlos. Por muy ágiles que queramos ser necesitamos un plan. No hablo del plan tradicional, detallado, denso, de cientos de hojas. Necesitamos un plan que contenga una estrategia que te lleve a conseguir tu objetivo. Sí, plantéate los OKRs de tu proceso de implementación. Te ayudará a dimensionar la naturaleza de lo que vas a trabajar. Tu estrategia debe ser clara y precisa. Evita las adopciones “Big ban”, lo siento, son desastrosas. Me ha servido para implementarlo por olas y estas deben ser cuidadosamente pensadas. No necesitamos siquiera que toda la organización haga OKRs en un primer momento. Plantea tu estrategia y cómete el elefante por partes.

No necesitamos siquiera que toda la organización haga OKRs en un primer momento. Plantea tu estrategia y cómete el elefante por partes.


Revisa el presupuesto asignado


Revisa el presupuesto asignado. Adoptar OKRs en una organización no es barato. No te voy a mentir. Dedicamos muchas horas a descubrir OKRs y a trabajarlos bajo tu modelo operativo. El punta a punta de tu modelo de OKRs es costoso, pero hay que ser sinceros, vale la pena cada dólar invertido. En uno de mis procesos de acompañamiento más exitosos, logramos alcanzar un ROI de 21.7% al cabo de un año.

El trabajo con OKRs implica dedicación, capacidad de tu equipo. Capacidad que generalmente no tienes. Si quieres transformar, vas a tener que descuidar el negocio, aunque sea un poco y esto puede impactar en tus clientes. ¿Sigues interesado? Sí, repito, los OKRs no son para todos. Puedes contratar más personas, pagar horas extras, sí, hay salidas, pero indefectiblemente, tendrás que apalancarse de personas que conozcan tu negocio y que, para tu buena suerte, están acompañando a tu cliente. Transformar o hacer crecer tu negocio va a requerir tiempo, implicación y presupuesto. Tú eliges qué tanto quieres arriesgar. Cuando Julio lo comprendió, supo que le iba a tomar más de tres semanas.

Transformar o hacer crecer tu negocio va a requerir tiempo, implicación y presupuesto. Tú eliges qué tanto quieres arriesgar.


La curva de aprendizaje del trabajo de OKRs se puede representar fácilmente con el modelo Tuckman


La curva de aprendizaje del trabajo de OKRs se puede representar fácilmente con el modelo Tuckman. Habrá una etapa de formación, que precederá a una larga turbulencia. Esto puede representar aproximadamente las nueve primeros meses, luego tu modelo se normalizará para que en no menos de un año, puedas disfrutar de una gloriosa etapa de alto desempeño. Es posible y vale la pena.


Mi consejo final es que te involucres más en el conocimiento profundo de OKRs. Será el modelo de gestión más utilizado en los próximos meses. El presente de Latinoamérica se está poniendo color OKR y muchas empresas necesitan cada vez más profesionales expertos en ellos. Desde Agile Quest nos hemos puesto la meta de colaborar con nuestros alumnos en construir perfiles competentes en el trabajo con OKRs.

No nos interesa que te lleves un certificado, para eso hay empresas que lo hacen muy bien. Aquí queremos acompañarte en el conocimiento más holístico de este protocolo de trabajo y que disfruten el viaje, porque este camino no solo es aleccionador y de gran aprendizaje, sino que lo mejor es que el paisaje que te muestra es increíble.

Mi consejo final es que te involucres más en el conocimiento profundo de OKRs. Será el modelo de gestión más utilizado en los próximos meses.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page