top of page

OKRs desde la práctica

Objectives & key results (OKRs) u objetivos y resultados clave representan una forma de trabajo que está siendo tendencia en Latinoamérica y que está enganchando bastante bien con procesos de aceleración y transformación organizacional en la región. Esta tendencia se acentuó principalmente ante la pandemia y el contexto VICA (volátil, incierto, complejo y ambiguo), del que hoy más que nunca tenemos presente.


Dentro de las definiciones más acertadas de lo que son los OKRs, podemos mencionar la de Jhon Doerr en su libro Measure What Matters en la que propone conceptualizar como un protocolo colaborativo de trabajo. Y es que hay que tener en consideración que no es un conjunto lógicos de pasos o procesos (método) o un conjunto estandarizado de conceptos, prácticas y criterios para enfocar una problemática en particular (framework). Los OKRs, son un protocolo en el sentido de representar un conjunto de reglas formales que rigen comportamientos.

Es además, colaborativo, en el sentido de involucrar a un gran número de personas en su definición (equipo, líderes y diversos stakeholders). Marca distancia de un modelo de gestión por KPIs a partir de una cadencia, cuasi estandarizada, de trabajo operativo trimestral, la interacción continua de diversos actores en la definición de los mismos (top-down y buttom-up), la utilización de objetivos explícitos que direccionen los resultados, entre otras cosas que detallaremos en las próximas entregas.


Los OKRs no representan la estrategia. La estrategia está definida por la visión, misión y prioridades del negocio. Los OKRs conectan la estrategia (lo que queremos lograr) con la operación (lo que haremos), a partir de un puente que garantiza alineamiento, foco y priorización de objetivos clave del negocio y sentido de urgencia organizacional en períodos cortos.

Los OKRs están compuestos por objetivos y resultados clave. Los objetivos representan la meta a conseguir en una escala de tiempo y los resultados clave la forma en la que haremos seguimiento a la proximidad del cumplimiento de los objetivos. Estos resultados clave están normalmente conformados por un indicador y una meta numérica.


Es importante entender que los resultados clave solo son hipótesis que planteamos que no necesariamente representan todos los factores clave de éxito de un objetivo, sino solo los que están dentro del control del equipo que los diseña. Hay factores que pueden estar fuera del alcance del equipo (externos o no controlados) que podrían impactar en el resultado final y que, a pesar de haber cumplido los resultados clave, el objetivo podría no cumplirse.


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page